Nueva York

Esta vez le tocaba elegir destino a mi chico. Yo había propuesto los últimos lugares a los que viajar juntos, y le había prometido que las próximas vacaciones las decidiría él. A los pocos días apareció con una guía de Nueva York y miles de planes para perdernos por las calles de la Gran Manzana.

Moverse por Nueva York es increíblemente fácil para un recién llegado. Manhattan responde a un plano cuadriculado y las calles están numeradas, lo que hace que sea muy sencillo orientarse. Las avenidas atraviesan la isla de Norte a Sur y las calles de Este a Oeste. No hay que aprenderse nombres extraños ni estar consultando el mapa todo el rato. Sabiendo el número de la calle ya sabes en qué zona está y cuál es la parada de metro más cercana.

Dependiendo de los planes de visita, puede ser recomendable utilizar el NY City Pass, un bono con acceso a 6 de los lugares más turísticos de la ciudad (la estatua de la libertad, el Empire State, el MoMA…). Si se pretenden visitar todos ellos, el bono es la opción más económica, y además te evita algunas de las largas esperas para adquirir las entradas en taquilla, que en hora punta pueden superar nuestras previsiones.

Me gustó pasear sin rumbo por el West Village, recorrer el High Line, el parque elevado en Chelsea, visitar lugares de culto para cinéfilos y melómanos, perderme un domingo por Harlem o ver anochecer desde Brooklyn. Me gustó Nueva York, lo admito. Más de lo que esperaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s